Please Wait...

MRC Acompañando

EL MRC EN OTRAS ACTIVIDADES POPULARES

El Museo colabora como institución en otras actividades del pueblo, acompañando y prestando apoyo, espacios del edificio y presencia.
Algunas actividades importantes en Barranca Larga son la feria El Cambalache; La Navidad de Los Cerros; las fiestas patronales; los eventos deportivos; el carnaval, etc.
Por otro lado, hay actividades que se realizan en el espacio de la biblioteca del MRC, tales como clases de apoyo escolares; talleres de cerámica, de peleros, de tintes naturales, etc. También albergamos a los y las integrantes del CIIVAC cuando vienen a realizar sus trabajos de investigación y hacemos charlas y capacitaciones conjuntas.

El festival La Navidad en los Cerros, se realiza cada diciembre, unas semanas antes de la Navidad y es organizado por una comisión del pueblo. Desde el Museo se acompaña en lo que sea requerido. 

La fiesta comienza con una recreación en pesebre viviente –anteriormente comenzaba con un misachico que bajaba del cerro con antorchas encendidas y música con caja y acordeón-. Llegan hasta donde adoran el pesebre, que está realizado por niños de la escuela y ex alumnos. En el mismo participan también animalitos de la zona tales como burros, cabras y llamas. Seguidamente se hace un fogón folklórico con artistas locales y venta de comidas.

La feria El Cambalacho o cambalache se realiza en el mes de abril, recordando las prácticas antiguas donde los vecinos venían de diferentes lados a realizar intercambio de tejidos, vegetales (frutas desecadas, como pelones; verduras frescas cosechadas en la zona, como angolas, papa criolla, quínoa, choclo, tomates, lechuga, acelga, etc..) y animales criados en la zona (cabritos y corderos, huevos y algunas gallinas, cerditos). 

Hoy esta práctica continúa, pero además se realizan ventas de comidas típicas de la zona, como las empanadas, horneado, mote, venta de queso, quesillos, charqui, y productos con quínoa. También se venden masas criollas, algunas preparadas con harina de quínoa, tales como rosquetes, masitas dulces, alfajores, bizcochuelos, budín y flan.

Por último y muy atractivo para el turismo, también hay venta de artesanías como, por ejemplo: ponchos, puyos, peleros, chales, pellones, guantes, medias; artesanías en madera de algarrobo tallada, como bateas, platos, fruteras, mates, yerberos; curtido de cueros con lo que se hacen ojotas, sandalias, llaveros, cintos, lazos, frenos, etc.